El nuevo rincón “japo” en la capital llega directamente desde Osaka y nos trae lo mejor de su cultura con una carta de sushi (como no) y barra giratoria. ¡Faltaría más!