RESTAURANTES

HONG KONG 70

El restaurante chino setentero del Madrid castizo, propone una inmersión total en la gastronomía cantonesa tradicional. Una cocina originaria de la provincia de Cantón, situada al sur de China, sintetizada en el proyecto liderado por Paloma Fang en una carta con sus elaboraciones más populares: de canelones rellenos a dim sum elaborados a mano, pasando por pato asado a la honkonesa o lubina al estilo del chef, además de verduras de temporada y todo tipo de declinaciones con tallarines.

Se trata de la apuesta más ambiciosa de Grupo Bellaciao (Ninja Ramen, Running Sushi in Osaka) y un verdadero place to be gracias a su comida auténtica, su atmósfera y su decoración en varios ambientes, donde pueden verse periódicos de la época colgados de la pared, piezas de mahjong en las mesas e incluso la recreación de un dai pai dong, los míticos puestos de comida callejera que abundan en esta ciudad.

HONG KONG 70 IN CHINATOWN

El barrio de Usera da la bienvenida a la segunda sede del restaurante especializado en cocina cantonesa Hong Kong 70 tras su conquista de la calle Toledo. Su interiorismo propone un viaje a la cara más callejera de la isla que le da nombre y parece recrear el otro lado del da pai dong (puesto de comida callejera) que se ve en el fondo de su local hermano en La Latina, y en él, brillan los carteles de neón y farolillos. En su carta no podían faltar los clásicos que marcaron al primer restaurante, como los asados HK Style de pato laqueado, char siu cantonés, gallina a baja temperatura o costilla de cerdo ibérico asado a la miel.

Destaca también su apartado de dim sums, que incluye xiao long bao clásico, gyozas de pato con foie flameado y canelones de char siu caramelizados, entre otros, además de entrantes, arroces caldosos y pasta fresca casera, recetas cocinadas a fuego lento, así como pescados enteros como la clásica lubina al vapor con salsa de soja o al estilo Hongshao.

NINJA RAMEN

Ubicado en Malasaña desde 2016, Ninja Ramen es el primer proyecto de Grupo Bellaciao. El restaurante cuenta con una propuesta gastronómica inspirada en las antiguas y populares izakayas japonesas, cuya recreación nos teletransporta al Japón de los samuráis a través de paredes y suelos de madera, banderas y carteles festivos, una zona de mesas y bancos (con bar y cocina abierta) y su reservado con tatami a imitación de la cocina de una casa clásica de Kioto. Espacios que harán que traspasar la puerta de Ninja Ramen sea experimentar un auténtico viaje a la gastronomía del país nipón y sus ferias tradicionales, todo junto a su plato estrella: el ramen, y sus múltiples versiones, además de diferentes okonomiyakis (tortillas japonesas), baos y platos de udon.

En su obrador se prepara con esmero cada gyoza y se amasan los fideos que se sirven junto con los caldos caseros de larga cocción. Una apuesta por la tradición japonesa en cada receta y cada rincón.

NINJA SUSHI

Creado en respuesta a la crisis económica española del año 2013, Ninja Sushi abre sus puertas implantando en Madrid el divertido y original sistema kaitenzsushi japonés.

Pondrían gran variedad de platos de los cuales el cliente podría escoger y comer todos los que quisiera por un precio cerrado. La idea es ofrecer comida japonesa a un precio asequible en un entretenido sistema bufé pero con medidas más higiénicas y evitando a los clientes la molestia de levantarse a llenar sus platos con sushi y comida caliente.

RUNNING SUSHI IN MARKET

Running Sushi in Market decide traer a Madrid la tradición japonesa de los restaurantes situados en las puertas de los mercados de pescado en Tokio. El restaurante recrea un pequeño pueblo marítimo, con sus calles ajetreadas y estrechas, con farolillos y banderas de colores, con comercios como barberías, bares y restaurantes y, cómo no, varios puestos de pescado distribuidos por el restaurante.

En este inmenso local, hemos querido transportar a nuestros comensales al corazón de Tokio, con sus calles y sus tradicionales casas con paredes y suelos de madera, puertas tipo shoji correderas y cortinas noren. El restaurante se divide en dos espacios a diferentes alturas: el inferior es el ámbito público, dónde se encuentra el mercado, las calles y comercios y, también, nuestra cinta de sushi en el centro de la sala, alrededor de la cual se encuentran un total de 50 mesas, con capacidad para 4 comensales cada una. El superior, es el ámbito privado, el de las casas japonesas donde la música acompaña a los comensales a comer de manera relajada mientras se asoman por las ventanas y observan el bullicio de la calle en la planta inferior.

RUNNING SUSHI IN OSAKA

El proyecto más reciente de Grupo Bellaciao traslada, sin salir de Madrid, hasta la vibrante ciudad de Osaka en formato Kaitenzushi (sushi giratorio). Una larga cubierta en un tubo recorre su sala, en cuyas paredes pueden encontrarse míticas máquinas de salas de videojuegos de los 90, recreaciones de los neones más icónicos de la ciudad nipona y un centollo gigante que da la bienvenida a los comensales en la entrada.

Desde su cocina, enmarcada por carteles de películas japonesas, se ponen en la cinta platos individuales en dos alturas: fríos abajo (temakis, makis, nigiris…) y calientes arriba (tempuras, arroces, brochetas…), además de postres caseros propios de la gastronomía japonesa como el mochi o la tarta de calabaza, que se completan con otras sugerencias del chef bajo petición de los comensales.

RUNNING SUSHI IN AKIHABARA

Akihabara es el barrio de Japón que rinde homenaje tanto al popular entretenimiento audiovisual del anime y del manga, como de los videojuegos y la robótica. Fans japoneses y de todo el mundo acuden a Akihabara y recorren las calles de Chūōdōri y Soto Kanda 3-chome en busca de piezas únicas que coleccionar o del último grito del género cómic. Sus calles, repletas de neones y fachadas con personajes del anime, se completan con tiendas donde se pueden encontrar paredes enteras con máquinas gashapon que contienen bolas de cientos de colores cuyas piezas son coleccionadas por ávidos fans que no desean marcharse sin el lote completo. El paseo por Akihabara se entretiene todavía más con las chicas vestidas al estilo JC que reparten flyers de restaurantes y cafeterías, o con los propios transeúntes disfrazados de Cosplay y de sus personajes favoritos de videojuegos, series y cómics. Todo ello tiñe el horizonte de los visitantes de gran colorido, movimiento y diversión.

Running Sushi in Akihabara tiene también narración propia, pues la idea es, una vez más, la de un viaje que culmina en una de las ciudades más divertidas de Japón. En su fachada y a la entrada, el comensal habrá de entrar en un vagón de metro para llegar a Akihabara, momento en el que se abren las puertas al aviso de la voz del megáfono que indica que ha llegado a su destino. Una vez dentro, el comensal es recibido por la réplica de los edificios más emblemáticos de Akihabara, del que asoma un gran dragón que escupe humo. Además, un quiosco con revistas manga y cómics japoneses adornan el recibidor. Los escaparates del restaurante se decoran con dos enormes tamagochis, al que se suma la gran Game Boy y las máquinas gashapow que hacen a su vez de divertido Photocall.

Se trata de la apuesta más ambiciosa de Grupo Bellaciao (Ninja Ramen, Running Sushi in Osaka) y un verdadero place to be gracias a su comida auténtica, su atmósfera y decoración en varios ambientes, donde pueden verse periódicos de la época en la pared, piezas de mahjong en las mesas e incluso la recreación de un dai pai dong, míticos puestos de comida callejera que abundan en esta ciudad.